Artesanos de viajes
desde 2002

Reserva

Jambo!

Diez parques naturales, doce reservas salvajes y catorce santuarios naturales justifican el sobrenombre de perla de África.
Cuando aterrizas en Uganda hay que olvidarse de los móviles y las prisas. Recorrer bosques nublados que pueden llegar a altitudes de 4.500 metros para tener el privilegio de sentarse en silencio a escasa distancia de los gorilas de montaña observándoles en su hábitat natural se convierte en una de esas experiencias únicas e imborrables. Hay que acordarse de llevar siempre alguna ropa de abrigo, sea cual sea la época del año, porque la caminata empieza muy temprano por la mañana y en la jungla hace mucho frío y humedad. Y no sólo sólo gorilas, sino monos dorados, chimpancés, monos patas, cercopitecos de diadema y de cola roja…  Uganda es el reino de los primates.
La otra cara de Uganda propone un bungee jumping desde 44 metros de altura con una goma atada a los pies sobre el Nilo, o rafting extremo en uno de los pocos rápidos en el mundo catalogados como Grado 5+.